Blog

Bundesliga: un claro ejemplo de orientación al cliente

Allianz Arena Bayern Munich

Cuando vamos a un partido de fútbol, como cuando compramos un producto o servicio, se generan unas expectativas. Esperamos que la compra que hemos hecho no nos defraude. En este caso, el grado de satisfacción de nuestra compra lo mediremos por la emoción, el sufrimiento, la diversión, el entretenimiento, el número de goles,…en definitiva, si hemos asistido a un buen espectáculo. Pero si además, el precio de la entrada es asequible, el acceso al estadio es cómodo, puede disfrutar toda la familia, etc., nuestra experiencia de compra será muy positiva. Probablemente repitamos.

Que todos estos indicadores sean positivos en un partido de la liga española, por ejemplo, es más fruto del azar que otra cosa. Me gusta el fútbol, como muchos otros deportes, pero considero que, históricamente, el modelo ha sido excesivamente egoísta. Me explico: en lo último que se piensa es en el espectador, o sea, en el cliente. Estadios incómodos, precios abusivos (los más altos se Europa), partidos aburridos cuando no juegan Real Madrid o Barcelona, a causa de la enorme descompensación de equipos por la brutal diferencia de presupuestos … Seamos realistas, si no eres un fan incondicional, se trata de un producto muy rentable para quien lo vende, pero muy ingrato para el que lo compra, por lo que es cuestión de tiempo que el modelo se vuelva insostenible. En definitiva, un modelo que no piensa en el cliente. Y sin clientes, no hay nada.

El modelo alemán está de moda

Puede resultar oportunista hablar de este tema cuando los máximos representantes del fútbol español han sido literalmente vapuleados por dos equipos alemanes en las semifinales de la Champions League, pero nada más lejos de la realidad. Esta reflexión es fruto de algo que llevo observando desde hace meses, y que no me sorprende.

En Alemania está cambiando la forma en que se disfruta de este deporte: la Bundesliga alemana es un claro ejemplo modernidad y evolución de un modelo que pedía a gritos un cambio, orientado completamente al cliente.

Han cogido el modelo existente por los pies y le han dado la vuelta, de forma que ahora todo gira en torno al cliente. Evidentemente sigue habiendo un motivo importante de visita, que es el partido de fútbol, pero no es el único. Alrededor de un partido se generan verdaderas oportunidades de ocio, diversión, y entretenimiento, que hacen que ir al partido sea casi una excusa. El cliente lo pasa bien, y eso se transmite y se palpa en el ambiente.

Datos que sorprenden:
  • Modelo completamente saneado, con prácticamente el 100% de sus equipos con beneficios al final de cada ejercicio (por comparar, en España todos los equipos de la 1ª división arrastran deudas).
  • Asistencia media a los partidos superior al 93%. Equipos como el Borussia Dortmund (99,4%) o Bayern Munich (99,8%) garantizan el lleno en cada partido (en España no superan el 74% de media). El alto índice de afluencia a los estadios es uno de los motivos de la alta rentabilidad.
  • La igualdad de presupuestos entre equipos, garantiza una liga competitiva. Todos los equipos compiten casi en las mismas condiciones.
  • No existen partidos aburridos. El cliente paga por un buen espectáculo, y la media de 3 goles por partido es un dato, cuanto menos, significativo. 
Signal Iduna

Zona comercial en el Signa Iduna Park. Dortmund

La orientación al cliente, clave del éxito

Los estadios alemanes, además de ser auténticas obras maestras de la arquitectura, albergan en su interior una gran cantidad de servicios orientados a divertir y entretener al espectador. El espectáculo comienza mucho antes del partido, en los que los estadios comienzan a llenarse de aficionados ataviados con los colores de su equipo…o del rival, visitan la zona comercial, comen en algunos de los restaurantes, acuden al club infantil con sus hijos o se hacen fotos con la mascota. Incluso pueden hospedarse en los hoteles dentro del recinto.

Vídeo: Club infantil del Bayer Leverkusen

El partido de fútbol es una pieza más de un perfecto engranaje, que se rodea de servicios para aumentar la propuesta de valor. El objetivo es que la experiencia del cliente supere sus propias expectativas, convirtiendo la visita en algo más que un partido de fútbol: un momento de ocio y diversión para toda la familia. El engagement con el cliente es total.

Vídeo: Allianz Arena. Bayern de Munich

¿Cómo han conseguido dar la vuelta al modelo? Analicemos su marketing mix:

  • Product: un equitativo sistema de repartos de los beneficios por derechos de televisión, quinielas, etc., provoca que no haya grandes diferencias económicas entre los equipos. Resultado: alta competitividad, equipos compensados, y una media de 3 goles por partido garantizan el espectáculo. El producto es de calidad. El cliente está satisfecho y repite.
  • Price: Ver un partido del Borussia Dortmund puede resultar más barato que ver un partido de la 2ª división española. A pesar de ser uno de los países más ricos de Europa, una media de 30€ por entrada frente a los 53€ de media en España, garantizan el lleno en cada partido (una media de casi 45.000 espectadores frente a los cerca de 23.000 de media en España). Precios asequibles para todos los bolsillos.
  • Promotion. Un amplio abanico de posibilidades hacen que convertirse en prescriptor no sea difícil. Es el propio cliente el que promociona el producto, mediante el merchandising, interactuando en las redes sociales del club, registrándose en la web del equipo, amplificando y proyectando hacia fuera las bondades del producto. En definitiva, haciendo tribu.
  • Zona de juegos Schalke 04

    Zona de entretenimiento. Schalke04

    Placement. En nuestro caso, digamos que es hacer accesible el producto al cliente. El ejemplo es claro: amplios y cómodos estadios (sobre todo tras el mundial de Alemania 2006), amplias zonas de aparcamiento, paradas de metro, autobús, etc. El cliente puede planificar sus horarios, sabiendo que no tendrá que aguantar tremendas colas. Un claro ejemplo de orientación al cliente, es el BayArena, el nuevo estadio del Bayern Leverkusen. Un estadio del futuro pensado para el cliente, con red inalámbrica de alta velocidad, accesible gratuitamente desde cualquier punto del estadio. A través de una app oficial, el espectador podrá acceder a una gran cantidad de servicios desde su móvil o tableta, como conocer la ruta hasta su asiento, localización de zonas de venta de alimentos y refrescos, aseos, tiendas o servicios de emergencia. Cuentas de Twitter y Facebook activa permitirán a los aficionados publicar sus tuits y post, y verlos publicados por los monitores gigantes en todo el estadio. Y si tiene que ir al aseo o a por un refresco, no perderán detalle del partido, pues podrán seguirlo por su móvil o tableta, o en sus más de 500 pantallas estratégicamente ubicadas por todo el recinto, gracias a un circuito interno de tv. Además, podrán acceder a imágenes inéditas en directo de la entrada de los vestuarios, de los banquillos, de las reacciones de los entrenadores ante una jugada polémica, etc.

Zona de restauración. Bayern Munich

El resultado de este cambio de rumbo en un deporte históricamente egoísta es evidente: un modelo que funciona, con un producto de calidad, a un precio competitivo, entretenimiento para todos y una política de orientación total hacia el cliente, donde lo principal es que la experiencia de compra sea máxima.

Pero los alemanes no han descubierto nada nuevo, ¿os suena algún otro modelo deportivo, muy parecido a éste, en el que la orientación al cliente, la experiencia de compra y el entretenimiento esté por encima de todo?…Ah, y se juega en EEUU.

  1. pablopablo04-25-2013

    Totalmente de acuerdo contigo, además, estoy seguro que el modelo alemán es resultado de una planificación a medio-largo plazo, futbolísticamente hablando podríamos decir que no es un método resultadista, sino trabajado desde la base para autofinanciarse y llegar al objetivo que imagino persiguen, ser la mejor liga europea.Eso sí, cuidado con la igualdad deportiva por que habitualmente es el Bayern el que se lleva la Bundesliga, aunque es posible que en los últimos años esa tendencia haya ido a la baja, más equilibrio. Quiero decir, el fútbol al final reproduce la vida real, ricos más ricos (barça, real madrid) y pobres más pobres (granada, rayo, racing, sporting, …), es decir, pobres que dificilmente podrán llegar a ser ricos y equipos de media tabla, que de vez en cuando se clasifican para la UEFA o la Champions League, y otras terminan con un descenso agónico a Segunda.Y ahí va mi pregunta…¿se puede cambiar el modelo futbolístico teniendo en cuenta el modelo social-económico-cultural en el que vivimos?Por cierto, me ha parecido interesante, a raíz del post, compartir el palmarés de la liga española y la alemana.Palmarés Bundesliga => http://es.wikipedia.org/wiki/Bundesliga_(Alemania)#Equipos_por_n.C3.BAmero_de_t.C3.ADtulos_desde_1964-2012_BundesligaPalmarés Liga Española => http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Divisi%C3%B3n_de_Espa%C3%B1a#Campeones_y_subcampeonesgracias Jose Mari, buen post!!

    • Francisco Javier CristófolFrancisco Javier Cristófol04-25-2013

      Pablo estoy de acuerdo contigo en esa idea que tienes de que el modelo alemán trabaja en el medio-largo plazo. Creo que, efectivamente, va camino de convertirse -si no lo es ya- en el referente mundial de liga de fútbol. España lo fue en la pasada década, con la historia de La Liga de las Estrellas, pero ese modelo tan polarizado ha acabado por herir casi de muerte el modelo. 

      En cuanto al dominio del Bayern de Munich… Imagino que detrás de ese dominio está la gestión deportiva y el prestigio del club. Que jugadores como Götze o Lewandoski cambien Dortmund por Munich obedece al prestigio a nivel europeo, porque en la Bundesliga son dos equipos de un nivel muy bueno y en Europa, ya lo estamos viendo, dominan. Y esa clave puede ser también la que haga que haya equipos que no puedan competir en la Bundesliga a buen nivel pese a los ingresos por televisión tan bien repartidos. Además del dinero, como te digo, hay muchos más factores que influyen.
    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-25-2013

      Pablo me parece muy interesante la pregunta que lanzas sobre si es posible cambiar el modelo futbolístico teniendo en cuenta la situación económica, social y cultural actual. Mi opinión es que en ciertas ocasiones se intenta vivir por encima de las posibilidades. “Quizás me cuesta llegar a fin de mes, pero mi abono de temporada o la entrada para ver al Madrid o Barcelona no hay quien me la quite”. No es más que un cambio de mentalidad en todos los sentidos. El problema está en que mientras haya clientes que piensen así, el modelo no cambiará, porque las entradas y abonos se seguirán vendiendo a precios muy por encima de lo que en teoría podríamos permitirnos.Sin embargo, quisiera romper una lanza en favor de los grandes profesionales que tenemos en el mundo del deporte, en todos los ámbitos. Somos una potencia mundial en muchos deportes, y eso es fruto de un gran trabajo de los clubes, federaciones, escuelas deportivas, etc. Los cambios de ciclo llegan por algo, y tenemos profesionales preparados para ello. Renovarse o morir.Muchas gracias por tu aporte.

  2. CRISTINACRISTINA04-25-2013

    Hombre sin olvidar que somos mediterráneos, hay que coger todo lo que sea bueno y funcione. Aprender de los demás nunca hay que desecharlo, sobre todo si ayuda a prosperar.

  3. CrisCris04-25-2013

    En lo que respecta a hacer accesible el precio al cliente, si miramos los precios de las entradas para los partidos de la “champion”, allí salen a la mitad. Y aún así seguro que tienen beneficio. Desde luego que hay que aprender y mucho.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-25-2013

      Es verdad, Cris. Es un cambio en la forma de entender este negocio. Prefieren poner entradas más económicas pero llenar el estadio, que mi cliente disfrute y arrope al equipo. Está claro que es otra mentalidad. O nuestra liga evoluciona o la veremos desangrase poco a poco.Aprovecho que comentas lo de las entradas para incluir un enlace que reafirma lo que comentas.http://bit.ly/159Fq4MGracias por tu comentario.

  4. Francisco Javier CristófolFrancisco Javier Cristófol04-25-2013

    Muy buen post, muy completo. Desde mi experiencia propia, te doy toda la razón: el protagonista en el fútbol alemán es el público, el cliente. Tuve la oportunidad de conocer el Signal Iduna Park (antiguo Westfalenstadion) y el ambiente previo -en un partido de Champions- comienza horas antes porque los alrededores del estadio son agradables y muy accesibles. La seguridad es muy buena y hay multitud de sitios donde tomarte unas cervezas con muy buen ambiente. El estadio es la pista central de un circo con muchas carpas.

    Un detalle… Me llama poderosamente la atención la interacción entre el speaker y el público. Pudimos ver en el partido del Barça cómo incluso respondían con “de nada” al agradecimiento del locutor.
    Como aficionado malaguista, sentí una sanísima envidia al ver cómo se vive el fútbol en una ciudad como Dortmund, con una población similar a la de Málaga.
    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-25-2013

      “El estadio es la pista central de un circo con muchas carpas”. Fran, que buena frase para definirlo. Así es como se ha estructurado y veremos como en breve se comienza a copiar en otras ligas, incluso en otros deportes. Está claro que el protagonista debe ser el espectador, y en el momento en que, como profesionales del marketing, nos metamos en la cabeza del cliente, entenderemos sus necesidades. Y nos daremos cuenta que a lo mejor mi cliente no era feliz teniendo que salir de casa 2 horas antes para aparcar lejos del estadio, y que esas dos horas que pierde las podría disfrutar tomando un refresco en la zona de restauración del estadio viviendo el ambiente, o con sus hijos jugando a la consola en el club infantil. Alguien ha decidido cambiar lo que había…¿por que no copiar lo que funciona?Muchas gracias por tu comentario.

      • pablopablo04-26-2013

        En lo que decís de crear ambiente, el Barça hace varios años, en el primer año de mandato de Laporta, inició un proyecto de animación enfocado a animar el ambiente en las horas previas al partido. La idea era que en función del equipo visitante se montaban un tipo de actividades u otras alrededor del estadio, muy relacionadas con alimentación y costumbres propias del equipo visitante. Finalmente, antes de iniciar el partido y ya dentro del estadio, el himno era interpretado por un grupo de música.La iniciativa me pareció genial, y consiguió lo que pretendían, aumentar el número de personas que iban al campo a ver el partido. Recuerdo que por aquella época hicieron una gran fiesta el día que se jugó contra el Sevilla a las 00:00 de la noche, y gracias a convertir el evento en espectáculo, el campo se llenó.¿Por que se dejó de hacer esta iniciativa? puede que no hubieran sabido convertir la felicidad del cliente en €? No lo se, pero por aquella época ir al campo era algo diferente…

  5. Mª CARMEN TRIANAMª CARMEN TRIANA04-25-2013

    Bueno los alemanes no son tan perfectos, cuando uno llega al aeropuerto de Munich, o München como ellos prefieren que se les llame ( con propiedad ), la maleta puedes salir por la cinta adecuada e indicada correspondiente al vuelo en el que uno ha llegado, o  bien si el servicio del aeropuerto lo considera necesario y sin previo aviso al viajero, puede salir por otra cinta, de la que nadie, insisto te avisa, hasta que te diriges a información y te redireccionan a otra cinta en la que en pantalla aparece como las maletas procedentes de otro vuelo en el uno no ha llegado. Sorprende, para una cultura en la que todo es estrictamente metódico, pero esa es mi experiencia personal y la cuento porque lo he vivido. Sin embargo, llama la atención como en el exterior del aeropuerto se realizan actividades que amenizan al viajero, con espectaculos de skating o exposiciones pictoricas. Por otro lado, el Allianz Arena sorprende por su magnitud, y limpieza, y la foto que aparece en esta artículo es la de la zona vip. La  cafetería se encuentra en la segunda planta, y dado el recorrido entre las gradas, y la cafetería, es extenso, evidentemente como las pantallas no pueden estar en todos lados, uno si va a ver un partido se pierde parte del partido. Eso sí, para a las que nos gusta el futbol y mientras nuestras respectivos maridos ven el partido,  una se puede relajar en ella, porque la verdad es que es de la misma apariencia que la que aparece en imagen pero sin tanta elegancia. En definitiva, lo que quiero decir, y sirva mi comentario de constructivo y alentador,  es que aunque el modelo alemán esté de moda, no todo es tan metódico y
    tan magnifico como se pretende reflejar por el nativo alemán – al que le llena el amor propio-, sino que también tiene sus defectos, lo que pasa es que saben como maquillarlo. Y por último y para despedirme, dar mis felicitaciones al autor de este artículo por ser muy interesante y estar muy bien estructurado y documentado, lo que refleja profesionalidad, que también resulta loable.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-25-2013

      Completamente de acuerdo contigo, Mª Carmen. Cierto que en cualquier modelo puede haber fracturas. Sin ir mas lejos, hace unos días conocimos que el presidente del Bayern Múnich está siendo investigado por fraude fiscal. No hay fórmulas mágicas, ni modelos perfectos, pero en el tema que estamos tratando, cuando los objetivos están claros y bien definidos desde dentro, es más fácil alcanzarlos. Y los alemanes están haciendo un buen trabajo. Como diría un abogado: a las pruebas me remito. Gracias por tu comentario.

      • Domingo ArizaDomingo Ariza04-26-2013

          Coincido con ambos, tanto el autor como con Mª Carmen. y puedo agregar que ese ejemplo puede servir como metáfora para muchas empresas españolas, de un tiempo a esta parte, muchas empresas por tradición y porque todo se vendia, han aplicado el ‘ Esto es lo que tengo y esto es lo que vendo’, y desafortunadamente no se ha invertido pensando en el cliente, sino en lo que al empresario ha entendido que es mejor para su cliente y por supuesto para el. Hoy afortunadamente tenemos una nueva raza de empresarios jóvenes que están entendiedo su producto y empresa de forma más global, una pena que no cuenten con todos los apoyos necesarios, pero hay  talento y audacia.  Respecto a temas de corrupción, el arbitro que perpetró el encuentro del Málaga con el Dormund creo que deberian ponerlo a cargar maletas en el aeropuerto de Munich.  Enhorabuena a los premiados, muy buen post.

  6. Daniel Mora GutiérrezDaniel Mora Gutiérrez04-25-2013

    Me parece un análisis muy acertado el que hace José María y muy bien documentado.Estoy totalmente de acuerdo contigo, y además, podríamos añadir que los aficionados en Alemania, al igual que en Inglaterra, conocen las fechas y los horarios de la mayoría de los partidos desde el comienzo de la temporada, y esto hace que se pueda programar el seguir a tu equipo fuera de casa también.Esto en España es prácticamente imposible ya que el calendario se fija de una semana para otra y no se tiene en cuenta la disponibilidad de los aficionados, sólo intereses televisivos.Este debate podría dar lugar a grandes tertulias!!

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-25-2013

      Es cierto, Dani. Además añado que en la primera división alemana, hay 18 equipos (dos menos que en la premier o en la liga española), lo que alivia algo el calendario, permitiendo incluso parar la liga varias jornadas. De esta forma, no cargan a los equipos con jornadas entre semana. Resultado: los equipos están un poco mán frescos para afrontar no sólo su liga, sino también las competiciones europeas y selecciones. Es evidente que estamos viviendo un cambio de ciclo, cuyos frutos se están viendo ya en la percepción del cliente. Apostaría a que en lo estrictamente deportivo el cambio ya ha comenzado…y los alemanes han venido para quedarse.Gracias por tu comentario.

  7. jose trianajose triana04-25-2013

    Buena argumentación sobre la manera de vender un producto, y buena comparativa, si entendemos que lo es entre los españoles y los alemanes, pues éstos aparecen ante un mundo gobernado por la globalización de gustos y costumbre, como los mejores vendedores de productos de calidad, de los que no existe posible competencia, puesto que se encuentra en poder de la I+D.Pero por ejempleo, si lo comparamos con los británicos, éstos podrían ser los mejores vendedores que los alemanes, de sus productos de origen. Cualquier cosa de la menor importancia es magnificada por británico si se trata de algo originario de su país.  En términos de futbol, el famoso campo del Manchester United, situado en Old Trafford, y al que solo he visitado, sin llegar a ver ningún partido, es un estupendo escenario que incita al turista a visitarlo y a comprar en su inmesa tienda de merchandising; todo empieza a ser emocionante desde el mismo momento en que uno se monta en el travía, que va desde la estación de tranvia de ” picadilly” en Manchester, hasta Old Trafford, pues ya el “officer” que se encuentra en la estación y ayuda al turista a comprar su billete, se emociona al explicarle a uno como acceder hasta el campo. Una vez que uno llega al destino observa como al comprar la entrada y acceder a través del museo con la visita guiada, la situación se engrandece por el poderío de los dioses del futbol, donde un buen ” speaker” que sólo habla en el inglés más británico  ( y al que los españoles no entendemos ni por asomo )consigue contagiar con orgullo la emoción vivida por el futbol. Después de ese viaje emocionante, se aterriza en la famosa tienda “megastore” del Manchester United y compra uno lo que le pongan por delante. El modelo alemán parece estar orientado a la calidad y las necesidades del cliente, pero hay otros modelos que sin ostentar esa calidad también van dirigidos al consumidor final, quien por diferentes motivos compra, aún sin saber éste si era realmente su necesidad o sin ser de su plena satisfacción.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      José, el caso de la Premier no lo conozco tan de cerca como la Bundesliga, pero si puedo decirte que parte del negocio está en hacer tribu. Cuanto mayor sea el engagement con tu cliente, mejores resultados obtendrás.Si tu cliente está satisfecho con el producto, puede llegar a convertirse en tu prescriptor. En un deporte como el fútbol, donde existe un alto grado de fanatismo, hacer tribu no es difícil. Pero existen ciertos equipos en los que se alcanza un nivel superior: es casi como una religión. Hablamos del Manchester United, Liverpool, Real Madrid, etc. En todos los casos, el merchandising juega un papel muy importante, pues materializa el espíritu de un equipo en prendas y objetos que identifican a los aficionados, orgullosos de pertenencia a la misma tribu. Muy parecido a lo que ocurre con Apple.Gracias por tu aportación.   

  8. KetyKety04-25-2013

    Efectivamente, el marketing a diferencia de la publicidad, es algo más que esto último, y la observación de este comentarista ha sido muy acertada y muy profesional. No basta con hacer un producto bonito ( el traje no hace al monje como un uniforme no hace a un servidor aislado del transporte urbano), sino que, su atractivo y éxito viene de su publicidad, distribución, posicionamiento y venta en el mercado.Se ha escogido con buen acierto lo que ha ocurrido con la bundesliga. Es un buen ejemplo, pues  el futbol alemán se ha posicionado entre los primeros de Europa, aun sin tener jugadores famosos como los del FC Barcelona o Real Madrid, sino ofreciendo otros servicios o productos, como un verdadero espectáculo, con facilidades de acceso  al cliente de alto y bajo nivel adquisitivo. Lo que hace muy apetecible ir al futbol, aún en tiempos de crisis.Mis felicitaciones por tan lindo comentario.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      Kety, efectivamente el modelo de la Bundesliga consigue acercar éste deporte a todo tipo de público, pues alrededor del producto principal existen muchas otras opciones de ocio, con lo que el producto se abre a un segmento más amplio. Insisto en lo importante que es, en mi opinión, implicar a toda la familia en una actividad en la históricamente sólo han disfrutado los hombres.Gracias. 

  9. JAVIER RAMIREZ SERRANOJAVIER RAMIREZ SERRANO04-26-2013

    Buenos días, estoy de acuerdo en parte si, en parte no con todo lo que se ha dicho, pues también he estado por Alemania y lo he visto. Es verdad que son muy metódicos y en el propio aeropuerto tienen una serie de actividades que te quedas alucinado. Visité el Allianz Arena y la verdad que las visitas están muy organizadas así como el marketing y la publicidad, pero también es cierto que también tienen sus defectos como en todos los sitios. Felicitar a José María por lo bien que escribe y por todos los datos que ha recopilado, y la verdad es que te pones a mirar el fútbol español y no tiene nada que ver, precios prohibitivos, y además aquí la gente va antes, se toma sus copitas fuera, ven el partido y se van tal como llegan. Aquí no sabemos disfrutar del resto de aspectos que conllevan los partidos, sino que llegamos, vemos y nos vamos. En eso hay que felicitar a los alemanes, y a ver si aprendemos un poquito, que tampoco está mal aprender y coger lo bueno.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      Javi, está claro que no existe la perfección, pero si es cierto es que en la Bundesliga han sabido activar las palancas correctas para que el modelo les funcione. Es muy bueno lo que apuntas sobre aprender de ellos, pero también pienso que no todo funciona en todos sitios. Hay factores que influyen y que hacen que cada modelo sea único. Se pueden encontrar similitudes, pero aspectos como la cultura, la situación económica, el clima, etc., implican que haya que buscar lo que mejor funciona y aplicarlo. Digamos que sería adaptar el modelo al caso español.Gracias por tu comentario.

  10. Pablo MPablo M04-26-2013

    Interesante reflexión sobre el fútbol, uno de los productos más consumidos desde siempre en España. Resulta sorprendente ver cómo competiciones a priori menos competitivas que la española, nos dan un baño en cuestiones de comunicación y MK. Un ejemplo: en la pasada visita del Borussia a Málaga me contaron que se pudo ver al equipo alemán dando un paseo por los alrededores del Hotel Barceló. Así, se les pudo ver conversando con algunos malaguistas, haciéndose fotos…algo bastante habitual en otros países y, lamentablemente, muy raro de ver en la Liga Española. Trasladado al mundo del Marketing, podríamos decir que se trata de acercar el producto (el equipo de fútbol) a su público (aficionados), que tiene la oportunidad de conocerlo (charlar), interactuar con él (fotos), plantearse la compra (ir a un partido),etc. ¿Cuánto vale esto? desde luego, no lo suficiente para algunos dirigentes de nuestros equiposEnhorabuena a José Mª por darnos a conocer una cara más amable y cercana del fútbol. ¡Cuánto tenemos que aprender!

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      Cuánta razón tienes, Pablo! Ejemplos como el que aportas son muy significativos. Aunque no imagino a Cristiano Ronaldo charlando tranquilamente con aficionados malaguistas en la puerta del hotel, también por culpa del “endiosamiento” que hay alrededor de según qué jugadores. La idea de acercar a los equipos a su afición es algo muy interesante, y que además, bien trabajado puede aportar cosas muy positivas. Imagina por ejemplo organizar un partido benéfico entre jugadores de élite y aficionados, y que pudieras participar tan sólo siendo socio de tu equipo. Y además, que el banquillo de los aficionados estuviera compuesto por cientos de personas, de forma que rotaran cada 10 minutos, para dar posibilidad a mucha gente de jugar junto a sus ídolos. Poniendo el foco en el cliente, tras un buen brainstorming pueden surgir ideas muy interesantes. Pero sin olvidar lo realmente importante: el cliente.Muchas gracias por tu post.

  11. CarlosCarlos04-26-2013

    Jose María, excelente artículo y muchas gracias por hacernos ver el negocio del fútbol desde otra perspectiva! No hace falta hacer todo igual que Alemanía o EE.UU, pero si hay muchas cosas que aprender de ellos y estaríamos a la cabeza si cogiésemos lo mejor de cada uno y lo aplicásemos aquí!De nuevo, mi enhorabuena y espero impaciente un nuevo artículo de actualidad!

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      Cierto Carlos. Pienso que lo que están haciendo en Alemania es aplicable también a nuestro país, aunque con matices. Simplemente con la forma en que vivimos el fútbol los latinos, ya tienes parte del camino recorrido. Imagina: si con los precios tan altos de las entradas, estadios variopintos, una liga en la que todos los equipos menos 2 aspiran a ser 3º, etc., a pesar de eso el cliente sigue consumiendo el producto, piensa en el potencial que están dejando escapar. Es muy interesante reflexionar sobre esto, que daría para horas de charla y debate.Muchas gracias por tu comentario. 

  12. Luis LuqueLuis Luque04-26-2013

    Deprime un poco ver cómo están allí y cómo estamos aquí, pero es lo que nos hemos buscado nosotros, no es culpa de ‘la Merkel’, como muchos ignorantes quieren hacer creer. Aquí algunos sacan pecho por ser los que tenemos los mejores jugadores…y los mejor pagados, no olvidemos. Parece ser que no nos damos cuenta que eso es posible porque gente parada y sin recursos ‘oficialmente’ paga las entradas y las camisetas más caras que en ningún lugar para que niñatos veinteañeros sin estudios puedan correr a toda velocidad en cochazos regalados y encima sean idolatrados (¡qué gran ejemplo a seguir!). Y al señor Florentino Pérez, gran culpable e iniciador de este modelo, todavía se le piden autógrafos. Así ¿qué queremos? Lo raro es que todavía no nos hayan echado de todas las instituciones, federaciones y organismos europeos.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-26-2013

      Luis, la cuestión es ¿hasta cuándo aguantará este modelo de negocio? Analicemos: tenemos a los mejores jugadores del mundo, en una liga que presume de ser una de las mejores del mundo. En principio el producto promete. Eso hay que pagarlo. La consecuencia es clubes endeudados, liga descompensada, ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres…Y en la parte del cliente, que en nuestro caso es la parte débil, pagando precios desorbitados por ver a su equipo. En algún momento tiene que haber un punto de inflexión, pues el modelo es insostenible. Y en ese punto de inflexión es cuando hay que pensar: ¿qué quiere realmente mi cliente? Voy a escucharlo y a satisfacer sus necesidades. Los frutos no tardarían en llegar.Gracias por tu aporte.

  13. TamaraTamara04-27-2013

    Enhorabuena por el inteligente y crítico análisis del mundo del fútbol desde una perspectiva comercial. Sin duda, el fútbol español ha abandonado a su cliente, el aficionado, el que se deja sus exiguos ingresos con las entradas o abonándose a la televisión digital para poder ver los partidos de liga de pago (si no puede piratearla del vecino). Quizá en España, por idiosincrasia sociológica o por el siempre manido “temperamento mediterráneo”, no seamos capaces de establecer un modelo distinto al que, por ejemplo, han llevado a cabo los alemanes. No creo que el “modelo alemán” sea perfecto, todo lo contrario, sino que nos lo venden como tal.  La Alemania actual, de Ángela Merkel, es la locomotora económica de Europa gracias a la liberalización de las contrataciones laborales con los famosos “mini-jobs”, gracias a la especulación financiera a “cascoporro” que entidades alemanas otorgaron a las españolas, en plena burbuja inmobiliaria, así como las estadounidenses…etc, etc. Las entidades crediticias teutonas están siendo rescatadas por el propio Estado alemán… cuestión distinta es que trascienda la noticia o, simplemente, se conozca con transparencia. La pregunta del millón es: ¿seremos capaces?… ¿nos habituaremos a unas costumbres del todo opuestas a nuestro sentir popular?. Por mucha cafetería de diseño que nos pongan en el Estadio La Rosaleda…. ¿van a dejar los aficionados del Málaga de llevarse su latita de Cruzcampo y su bocata de jamón (o de Choped, con la que está cayendo…) al partido?. ¿Vamos a dejar de regatear, a lo moruno, el precio de las entradas de reventa 5 minutos antes del partido?. Lo dudo. Y es que España es “asín”, y por eso nos aprecian futbolísticamente en todos los rincones del planeta. No creo que, aunque Alemania ganase el Mundial de Fútbol o el Bayern  la  Champions, se dejarían de vender más camisetas del BarÇa o del Madrid. ¿Podremos ser capaces de crear un modelo hispánico-baturro de gestión y comercialización del deporte patrio (por muchos intelectuales denominados: el auténtico “opio del pueblo”, a lo Karl Marx…). Puede ser una propuesta interesante…De nuevo muchas gracias, José María, por despertar la crítica desde un planteamiento completamente innovador de una costumbre (no solo un juego), tan intrínsecamente ligado al sentir popular español. 

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-29-2013

      Tamara, me parece muy acertado tu comentario. Es cierto que tenemos que cambiar algo. El modelo alemán nos debe servir de inspiración. Sabemos qué es lo que les funciona a ellos. Evidentemente, en España hay muchos aspectos que difieren, empezando por el propio espíritu latino. Quizás una cafetería de diseño no funcionaría en la Rosaleda…pero igual pones un establecimiento de comida rápida (cualquiera que te venga ahora a la cabeza) y te sales. Creo que lo más importante es conocer al cliente al que nos dirigimos y adaptar el modelo a este cliente. La idea nos vale: rodear al producto principal con servicios que aumenten nuestra propuesta de valor. El cliente debe tener la sensación de que en los partidos de fútbol pasan muchas cosas…en el partido y alrededor. Si has podido ver el video adjunto en el artículo (Vídeo: Club infantil del Bayer Leverkusen), verás que tienen una propuesta exclusiva para niños. Los niños son grandes prescriptores, y sabemos que si algo les motiva, los padres van detrás. En el Bayern Leverkusen tienen la figura del Club Infantil, en el que los más pequeños disfrutan de actividades durante los partidos (comparten actividades con la mascota, pintacaras, juegos…), pero también fuera de los partidos, con actividades en la naturaleza, en la cantera del club. En definitiva, están divirtiéndose, pero sienmpre bajo el paraguas del B. Leverkusen.En Alemania lo están haciendo muy bien. Por qué no copiar lo que funciona y adaptarlo a nuestro caso?Muchas gracias por tu aporte.

      • TamaraTamara05-03-2013

        Creo que no solo ha sido un artículo de opinión, sino un augurio. A la vista de los resultados y de los comentarios al respecto de toda la prensa deportiva nacional e internacional respecto a la hecatombe del BarÇa y Real Madrid en la Champions, se demanda ya no solo un nuevo planteamiento de la gestión deportiva de nuestros equipos, sino también comercial y de marketing que satisfaga al aficionado que, al fin y al cabo, es el que mantiene este “tinglado”. Espero que tomen nota de tu análisis. Un saludo baturro. 

  14. MaryMary04-27-2013

    EStoy totalmente de acuerdo con el autor de este post, pues ciertamente el modelo alemán nos sirve de ejemplo, para que podamos aprender y nos apliquemos el método a nuestros negocios. Interpreto, que nos tenemos que olvidar, que ya no estamos en la España de Lola Flores o de Paco Martinez Soria, las entradas de cualquier espectáculo se venden ya por internet , y en todos los establecimientos públicos en el extranjeros vemos como existen zonas habilitadas para dar comodidad a las familias y que éstas puedan disfrutar en su conjunto. Se trata sencillamente de “vender” al precio más asequible para que todos puedan comprar, y de que no nos olvidemos de que en muchos casos, no existen individuales sino familias o grupos que en su conjunto quieren disfrutar de una tarde de amenidades, llámese por ejemplo, futbol  con otros alicientes, para los que siendo acompañantes de un aficionado al futbol y sin necesidad de ver un partido, comparten una tarde de futbol mientras paralelamente realizan otras actividades dentro del mismo recinto. Pero para ello hay que invertir, – a discrepancia de otro post que no he podido evitar leer, aunque también es una opinión muy respetable- pues desde mi modesto punto de vista no existe un marketing gratuito o de balde, ni de gorra, pues pensemos en Amancio Ortega, su mejor inversión no fue en alimentar revistas y espacios publicitarios vendiendo su ropa – ahí no gasto ni un céntimo – , sino en sus escaparates y tiendas – además de su habilidad para sacar hasta nueve colecciones al año de las más candente actualidad – que incitaban a la clase pudiente, mujer y hombre de mediana edad, pero también a la gente joven, a entrar y comprar unos productos de fácil acceso a todos los bolsillos. Y el adecuar esos escaparates y esas tiendas cuesta dinero, por tanto, no existe un marketing de coste cero, sino que, la inversión se diversifica según los casos. Y como bien ha apreciado el autor de este post, si queremos vender tenemos que cambiar primero nuestra mentalidad y segundo invertir en lo que está de actualidad. Por último agradecer la oportunidad brindada por este espacio, y mi más sincera felicitación a quién pienso que tiene una visión actual de la realidad y del futuro.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-29-2013

      Mary, en relación a tu comentario, añadir que en las unidades familiares hay personas con distintas formas de entender el ocio y el tiempo libre. A unos les gustará ir al fútbol, a otros ir de compras o jugar a la consola o ir a cenar…Si conseguimos agrupar todas esas opciones en un mismo escenario, conseguiremos tener más clientes satisfechos…clientes que en condiciones normales ni se plantearían entrar en el estadio de fútbol. Es un concepto de ocio global.Gracias por tu post.

  15. EVAEVA04-29-2013

    Por un lado decir, que coincido en este post en que los productos deben salir al mercados orientados a las necesidades del cliente, y que desde luego el mejor ejemplo son los alemanes, porque no sólo son puntuales, sino que su precisión y displina son aplicadas en cualquier ámbito de la vida, y no menos cuando se trata de la economía. Por algo son los únicos en Europa que no padecen la crisis. Y por otro lado, decir que ello sirva de ejemplo y motivo de estudio para los paises que todavía estamos en una situación que si no de crisis, al menos en recesión económica, y podamos aprender de esa habilidad, aptitud y “actitud” para el trabajo, para mejorar y adaptarse a unos tiempos que ya no podemos llamar de futuros sino de presentes, porque la era de la comunicación y difusión digital ya ha llegado, aunque por desgracia hay empresarios que aún no se han adaptado o no se quieren adaptar a ello.Finalizar dando felicitaciones al autor por su buena labor, que creo que puede servir como ejemplo a muchos.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-29-2013

      Gracias Eva. Es muy importante la frase que apuntas “los productos deben salir al mercados orientados a las necesidades del cliente”. El cliente tiene muchas opciones entre las que elegir. El fútbol entendido como un evento ligado al ocio, compite con el teatro, cine, salir de compras, ir de copas, etc. La única forma de competir es mediante la diferenciación, tal y como apuntaba Fernando Martín en su post: “Marketing de gorra”. En nuestro caso, la diferenciación viene por agrupar muchos conceptos de ocio en un único lugar, de forma que puedo atraer a más clientes y ganárselos a mi competencia. Un ejemplo muy claro lo tenemos en los grandes centros comerciales. Han dejado de ser hipermercados, para convertirse en grandes centros del ocio (tiendas, restauración, cines…y por supuesto, el hipermercado).Gracias por tu comentario.

  16. MAITEMAITE04-29-2013

    Buenas Tardes, he visto el post y algunos de los comentarios de este blog.Me gustaría decir en mi modesta opinión,  que siempre habrá algo novedoso, así como que, alguien que sabrá explotar esa novedad, y que en España falta gente que tenga esa visión de lo novedoso o de algo que tenga un valor añadido y destaque entre lo standard, ya que, casi todo está inventado.Por ejemplo, ayer vi en las noticias, como dos españoles han inventado un protector de corbata, consistente en poner un plastiquito a la corbata para que no se manche, con un accesorio que facilita su instalación en la corba. Y ello parece una cosa sencilla, pero a nadie se le había ocurrido. ¡¡Y tienen la patente mundial¡¡. Pero lo más asombroso es  que han tenido su acogida y éxito entre los miembros del business en Nueva York, porque evita que corbatas que tienen un precio elevado ( en mi opinión ) pues se manchen o caben deterioradas al segundo uso por lavarlas en seco en la tintorería. Por tanto, el español también es capaz de muchas cosas, y el ejemplo es estos dos chicos que ha sabido como exportar su ideas a un lugar donde sabía que podía tener éxito, lo que  por supuesto ello no habrá sido al azar, sino después de un estudio de mercado, ¡ imagino¡.Por ello, entiendo que tenemos los materiales suficientes y profesionales del marketing con capacidad suficiente para mejorar como lo han hecho estos dos chicos en USA. Por tanto, gracias por este post que me anima a pensar que existe gente de marketing que saben encontrar mercado, lo que a estas alturas, no es fácil. Gracias

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-29-2013

      Cierto, Maite. Poniendo el foco en el cliente, tras un brainstorming pueden salir ideas muy buenas. El planteamiento no es ¿cómo puedo ganar más dinero con el negocio?, sino, ¿cómo puedo conseguir que mi cliente esté satisfecho? Ten por seguro que si tu cliente sale contento tras consumir tu producto, repetirá, y hablará bien a otros clientes. Y eso al final se traduce en rentabilidad para tu negocio. ¿Hay algo mejor que tener clientes satisfechos y que el negocio sea rentable? (que no siempre ambas cosas van unidas)Por ello estoy convencido que en nuestro país hay material para tomar el modelo alemán y mejorarlo. Pero para ello, hay que ponerse en la piel del cliente de aquí, conocerlo y entenderlo. Muchas gracias por tu post.

  17. antonioantonio04-29-2013

    magnifico el comentario de jose maria.El deporte,en este caso el futbol,debiera de orientarse a que el aficionado disfrutara con él, y no a que lo padeciera,pues da la impresión que esto es lo que les ocurre a muchos. Y esto porque nos venden el futbol,no como un deporte si no comouna “competicion “,donde las mas de las veces el dinero es lo que prima… y siempre lo importante es ganar el partido “como sea”.Cuando lo importante,como bien indica J Maria,debieraser la satisfacción del cliente (aficionado),viendo espectáculo,goles etc.Una vez mas, aquí la educación juegue su pael. Saludos. Antonio

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-29-2013

      Es cierto que el fútbol no se vive igual en todos lados. En cualquier caso, no debemos perder de vista el motivo principal de la visita del cliente, que es asistir a un partido de fútbol, y que como todo aficionado, quiere ver ganar a su equipo. Por tanto, la competición y competitividad son parte del juego. Con el trabajo que están haciendo en Alemania, han conseguido que los partidos además de la esencia de la competición, generen espectáculo, a tenor de la media de 3 goles por partido y de la igualdad entre la mayoría de los equipos de la liga, con lo que el aficionado sale con la sensación de haber hecho una buena compra.Si además de todo esto, el cliente tiene a su alcance una gran oferta de servicios de ocio, restauración y entretenimiento, el grado de satisfacción será pleno.Muchas gracias, Antonio, por tu comentario.

  18. RAULRAUL04-29-2013

    Debemos pensar que el Bayern de Muchich y Baryer Leverkusen, están patrocinados por los laboratorios ” Bayer”, que es un gigante farmacéutico, pues, ¿ las aspirinas dónde no se venden ?. Se venden en cualquier parte del mundo. Luego como no podía ser de otra manera,  tienen el dinero, pero además tienen el gobierno de un patricinador que ha sabido dar al cliente lo que éste quería, cuando nadie lo sabia, y lo más importante en casi cualquier parte del mundo. Por tanto ahora ya tienen la experiencia y la aplican al fútbol. Veo que de aquí a poco, el futbol alemán promocionará a nivel mundial, y autobuses de toda Europa llevará aficionados o no aficionados disfrutar de partidos en esos maravillosos estadios de fútbol que ofrecen una gama de amenidades y distracciones para todos los gustos. Podemos imaginar que algún gigante empresario español patrocinara de esa manera a alguno de los más conocidos club de futbol españoles, pero creo que no imaginamos si esto mismo en vez de al futbol lo aplicasemos a los toros. ¡ Que gran ventaja sería para el mundo taurino¡. Pensar en  Las Ventas, La Monumental, La Maestranza, o nuestra Plaza de Toros de la Malagueta o la Goyesca de Ronda, en una simbiosis de tradición y modernidad, con zona wifi, con un restaurante o con pantallas en los pasillos para cuando vamos al baño no perdernos lo mejor o comprar las entradas por internet.Muchos pensarán que esto suena como una fantasía o un sueño, por la fuerte y conservadora tradición de los toros, pero a lo mejor en un futuro más próximo de lo que pensamos, algún empresario joven, aficionado a las nuevas tecnologías y a las pantallas tactiles e innovación modifique ese sentir en otro sentir, que hace más cómodo y accesible un espectáculo que ahora resulta más restringido para un público muy selecto.En cualquier caso mi enhorabuena por este post. 

    • Francisco Javier CristófolFrancisco Javier Cristófol04-30-2013

      Creo que confundes el nombre de la empresa farmaceutica Bayer con el nombre alemán de la región de Baviera, que es Bayern. En cuanto al mundo taurino, soy un gran amante de los toros y creo que, igual que en el fútbol español, los primeros interesados en que nada avance son los propios responsables. En el caso que comentas: ganaderos, toreros, empresarios…

      • RAULRAUL04-30-2013

        Buenas Tardes: tan solo quería responder y dar las gracias a la réplica que sobre mi comentario ha realizado el Sr. Cristófol, pero tengo que decir que no es que confunda el término bávaro que da su nombre al club de futbol de Munich, sino que,  el Bayer Leverkusen debe su nombre a dicha farmacéutica, pues fue fundado en 1904 por los empleados de la compañía. Y resulta curioso saber que es el único club de futbol que con ello ha continuado. Por otro lado, puedo errar en ello, pero lo que he entendido según mis fuentes ( que son los períodicos, e incluso un propio nativo alemán ) es que ambos equipos son financiados por la farmacéutica.

  19. Ricardo VitoresRicardo Vitores04-30-2013

    Me parece un analisis muy interesante Jose Maria. La verdad es que da un poco de verguenza como a veces los clubes se pelean por cuanto le van a sacar a las televisiones mas que cuanto van a disfrutar su aficionados por vivir la experiencia. Me ha resultado muy curioso la comparacion del coste de un partido del Borussia vs. un partido de segunda. Tenemos mucho que aprender.Interesante lectura. Enhorabuena.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno04-30-2013

      En Alemania, han preferido trabajar pensando en el medio y largo plazo, construyendo un modelo que no genera grandes ingresos de inicio, pero que va ganándose al cliente poco a poco. Con el tiempo estan viendo los frutos. Cuando das al cliente lo que necesita para que su experiencia de compra sea buena y para llegar a ello se ha trabajado de forma coherente, analizando bien la competencia, los hábitos, el entorno, el marketing mix, etc., el trabajo realizado compensa, pues eres rentable y sobre todo, tu cliente está contento.Muchas gracias, Richard.

  20. Antonio ReinaAntonio Reina05-05-2013

    Me  parece excelente y muy oportuno además,por  incluir soluciones  y alternativas, el análisis que sobre un tema de tan candente actualidad haces y expones;  el  fútbol, tan nuevo, tan viejo… Y es que tal deporte, elfútbol,  es más que un juego que acapara actualmente el  interés mundial. De ahí que una vez perdido su romanticismo inicial tras algo más de un siglo, se haga preciso mirarlo ahora bajo otras perspectivas.  Poco, muy poco,  eso seguro, pensarían aquellos cuatro “locos”, ingleses que fueron según es fama oral y escrita, que un buen día se encontraron en medio de un campo ancho y llano con una pelota entre las manos, por cierto, que a saber de qué sería … El caso es que aburridos tal vez,también es de suponer que poco igualmente tardaron en echarse aquello a los pies, plantar cuatro palos enhiestos frente a frente y con un travesaño encima al que llamaron portería o línea de gol, dividirse en dos grupos de once, buscarse unas camisas de diferente color e inventarse un reglamento con un “héroe” para aplicarlo más loco todavía. También es de suponer que poco pensaban entonces, decía, en lo que con el tiempo llegaría a ser aquel  jueguecito absurdo que se acababan de inventar…Un juego que atrae actualmente sobre sí la atención a nivel mundial. Algo a lo que contribuyó bastante en su día aquel indudable halo de romanticismo que lo envolvió en sus principios y durante algún tiempo más. Uno de los motivos, quizás, que nos hacen  a los aficionados viejos mirar hacia atrás con nostalgia ese tiempo pasado que nunca más volverá. Un tiempo en el que antes, durante y después de un partido entre la creciente afición concertado en cualquier lugar idóneo al efecto, no paraban de entonar la conocida cantinela de ánimo que tantos recuerdan: ¡Ra, Ra, Ra! ¡Mi pueblo, mi pueblo y nadie más! En todo caso, añoranzas, algo que tampoco está del todo mal, puesto que ya dicen que es el recuerdo la mejor forma de vivir dos veces en una.

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno05-09-2013

      Evidentemente, este deporte que comenzó como juego, se ha convertido en un negocio. Como juego, lo disfrutan los que lo practican, pero en el futbol de elite, que el que estamos tratando, además del deportista está el aficionado, el cliente. Si ambas partes disfrutan, el negocio funciona.Mucha gracias por tu comentario, Antonio.

  21. Abraham García AyllónAbraham García Ayllón05-07-2013

    Sombrerazo de artículo José María. Me parece acertadísimo el enfoque y las conclusiones. Solo algo que añadir: los proyectos bien construidos -y apasionantes- atraen el talento; la llegada de Guardiola al Bayern es un claro ejemplo. Felicidades!

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno05-09-2013

      Tienes toda la razón. Y sospecho que en los próximos años veremos como futbolistas de primer nivel emigran a la Bundesliga. La muestra esta en Javi Martínez en el Bayern, aunque no hay que olvidar a los que ya estan como el francés Ribery o el holandés Robben. Aunque a diferencia de otras ligas, allí tienen una filosofía de proteger a lo local. Tienen grandes jugadores alemanes, que son el sustento de los equipos. Y ese filosofía se transmite a la afición, que valora ver a jugadores nacionales triunfando en sus equipos. Es una liga que exporta poco, seguramente porque los jugadores disfrutan y reconocen el nivel que esta alcanzando la Bundesliga.Un placer contar con tu comentario, Abraham.

  22. AlexAlex05-15-2013

    Enhorabuena José Mª Moreno por tu articulo. Estoy de acuerdo con muchos comentarios aquí mencionados. Como bien dices en un partido de fútbol hay oportunidades de ocio, entretenimiento y diversión, pero mi pregunta es, ¿ existirían estas oportunidades si fuera un evento que no fuera fútbol?saludosyasomos3

    • José Mª MorenoJosé Mª Moreno05-15-2013

      Hola Alex. En mi opinión siempre existen oportunidades, pero hay que saber buscarlas. Y para ello, has de conocer a tu cliente. Sólo así podrás atraerlo. Es muy importante tu posicionamiento, saber quién eres y adónde quieres llegar, así como la segmentación, que te ayudará a dirigirte al cliente que mejor va a valorar tu producto.Muchas gracias por tu comentario. Espero haberte respondido.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies